domingo, 5 de abril de 2020

¿Dios esta enojado?

He oido que hay quienes piensan que Dios esta enojado, por la Decadencia Moral de nuestra sociedad, la depravacion se ha hecho regla, lesbianas, homosexuales y pederastas son tolerados, la codicia se ha vuelto costumbre, el aborto es diario, la sagrada vida humana vale menos que un dolar, su misma iglesia esta envilecida, la Virgen no es venerada, las sectas pululan por todas partes, la usura es un vicio diario, los pecados son alabados...

Así que es natural que nos castigue con enfermedades, terremotos, huracanes, tsunamis y demas cosas que han estado pasando, la plaga del Coronavirus, que por cierto esta atacando la Ciudad mas pecadora del mundo, Nueva York, es el ejemplo mas reciente, el Viejo Testamento nos advierte de esto.

Pero sin embargo, yo no creo en la Ira Divina, creo en su Bondad Infinita, en el Dios del Nuevo Testamento, el Padre que ama a sus hijos ante todo, que nos dio el libre albedrio y la capacidad de ser mejores, la inteligencia de dirigir nuestro camino hacia lo correcto.

Creo que debemos de aprovechar esta oportunidad, de estar en casa con la familia, de darnos amor mutuamente y de corregir los errores que estamos cometiendo, las madres estar junto a sus hijos, injustamente abandonados por la codicia, comprenderlos y amarlos, asumir su responsabilidad, tener un hijo implica cuidarlo todo el dia, no dejarlo a la buena voluntad de los demas, no encajarselos a los abuelos, que es un abuso contra la tercera edad y una muy mala educacion, porque los abuelos consienten, no educan. Es momento de que el padre se de cuenta de que su lugar no solo es trabajar, sino cuidar y guiar a sus hijos, es en la fortaleza del varon que generaran sus valores, Dios nos ha dado la oportunidad de estar juntos en casa, aprovechemosla para convivir felices.

Dios no nos ha castigado, nos ha permitido darnos cuenta de cual es el camino correcto, de recuperar nuestros valores, nuestra union familiar, nuestro cariño, no hay nada que nos debe de llenar mas de felicidad que hacer felices a los nuestros, y con respecto a sus mandamientos, hay que volverlos a cumplir, la codicia, la depravacion moral, matar bebes, la corrupcion y la usura deben de volver a ser delitos, pero eso lo arreglaremos por otros medios y a futuro, hoy es momento de reflexionar y rezar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario